Botox

 

Botox

 

Este producto sirve para disminuir las líneas de expresión o “arrugas” que se nos forman debido a la contracción de los músculos de la cara (cuando fruncimos el cejo, nos reímos o cerramos los ojos).

 

El Botox® actúa bloqueando los impulsos que se envía de la fibra nerviosa al músculo, relajando el mismo y no dejando que se vuelva a contraer.

 

La duración de este efecto es de 3 a 6 meses, por lo que la frecuencia de aplicación es de 2 ó 3 veces al año.

 

Otra indicación que tiene la aplicación del BOTOX ®, aparte de suavizar las arrugas, es la hiperhidrosis (sudoración excesiva). El BOTOX® actúa sobre las glándulas sudoríparas impidiendo la liberación temporal de la aceticolina, que es la sustancia necesaria para la estimulación de la glándula liberadora del sudor, y en consecuencia, se inhibe la producción de sudor.

 

El tratamiento es simple, seguro y es aplicado con una jeringa de aguja extrafina, por lo que no se requiere anestesia. Los efectos se ven a las 72 horas.

 

Entre los posibles efectos secundarios del BOTOX®, pueden darse leves hematomas o hinchazón de la zona, mismos que desaparecen en pocas horas.

 

Si bien es una sustancia segura, para conseguir los efectos citados y evitar los efectos secundarios, su aplicación se debe manejar con mucho cuidado.

 

Aunque la gente crea que es un procedimiento fácil de aplicar por cualquiera (médicos generales, médicos estéticos o cosmeatras), este producto debería ser aplicado única y exclusivamente por cirujanos plásticos o dermatólogos certificados.

 

Si lo aplican personas sin el suficiente conocimiento médico de la anatomía facial, esto puede llegar acarrear malos resultados e incluso pueden causar parálisis de ciertos músculos de la expresión que podrían llegar a afectar la forma y expresión de la cara. Además, hay personas que por razones o patologías médicas (por ejemplo, las embarazadas), está contraindicado el uso de este producto, por lo que es imprescindible la valoración previa del cirujano especialista.

 

Las zonas afectadas son la zona periocular o “patas de gallo”, en la frente, el entrecejo, cuello, etc. Con el Botox® estas arrugas se suavizan drásticamente, consiguiendo una apariencia más joven y estética.

 

La mayoría de nuestros pacientes están satisfechos con los resultados y vuelven a aplicárselo.

 

A continuación podemos ver los resultados que se obtienen con la aplicación del BOTOX®:

 

Botox Toxina Botulínica

 

1.- Corrección de arrugas frontales.

2.- Corrige arrugas perioculares (patas de gallo).

3.- Eleva la cola de la ceja, lo que permite la visión de un ojo más joven.

4.- Corrige surcos entre las cejas.

5.- La utilización de BOTOX® también es adecuada en hombres que no desean cirugía.

 

 

 

 

 

cirugia plastica

Si deseas mayor información o visitarnos comunícate con nosotros al  5678-0084, Estamos para ayudarte.  

(Ya contamos con WhatssApp (55) 2741-4398).

Te esperamos.